Tres libros sobre sostenibilidad para este verano

Opinión | Responsabilidad social | Sostenibilidad

19 julio 2018

El verano es una buena época para desconectar, reflexionar y adquirir nuevas perspectivas, desde hace unos años, siempre aprovecho el verano para leer y buscar nuevos puntos de vistas. Por ello, y aunque no todo el mundo hace lo mismo, en este post os vamos a recomendar tres libros que pueden enriquecernos dentro del ámbito de la sostenibilidad.

El primer libro, es La estrategia del océano esquilmado de Nayda Zhexembayeva, es un libro que trata de la innovación, de los cambios y nuevas tendencias de consumo, y como afecta e impacta en los modelos de negocio y en los diseños de nuevos productos y servicios. Es un libro altamente pedagógico, en el que define de manera muy clara y debidamente razonada, incluyendo ejemplos reales, las reglas de nuevo crecimiento empresarial.

Nayda aboga por el abandono del pensamiento lineal y propone un nuevo enfoque estratégico de gestión y pensamiento, basado en la implementación efectiva de una cultura innovadora y abierta, de productos y servicios circulares. Sin duda un libro sencillo, directo, e inspirador, que debería de catalogarse como estrategia empresarial y no solo como sostenible. Sin duda un libro de cabecera, que, por su extensión y riqueza, me gusta releer cada cierto tiempo.


La estrategia del océano esquilmado – Nadya Zhexembayeva

 

La era del desarrollo sostenible, de Jeffrey D. Sachs. Es una obra diferente a la anterior, tanto en su extensión como temática. Aunque ambos libros, hablan de la sosteniblidad, Jeffrey mediante este libro define perfectamente las diferentes áreas de la sostenibilidad, objetivos que deben de perseguirse en cada una ellas y enfoque de acciones que deberían acometerse, tanto a nivel personal, empresarial y gubernamental.

Un libro que siempre acompaña sus razonamientos, con datos estadísticos, estudios y similares, para evidenciar la necesidad de los cambios, así como las posibles soluciones. Como ya he comentado es un libro extenso, quizá no apto para principiantes en materia de sostenibilidad y responsabilidad, social, pero sin duda un libro obligatorio para adquirir conocimientos básicos y estratégicos. Su índice detalla, permite realizar saltos en la lectura, en el que puedas realizar tu propio itinerario en función de tus objetivos de la lectura.

Bajo mi punto de vista, el gran aporte del libro, al margen de la gran cantidad de píldoras de conocimiento, es la facilidad y claridad en la que enlaza y conecta las interacciones de la economía, con el medioambiente y el desarrollo social, por lo que las estrategias de cambio deben de ser integrales y globales. La facilidad y contundencia lógica en la que razona, justifica y expone las dependencias climatológicas, con la migración, el crecimiento urbanístico desordenado con la pobreza, la educación, el modelo energético, etc., es simplemente brillante.

 

La era del desarrollo sostenible – Jeffrey D. Sachs

 

La última recomendación, es un libro diferente. Trata de la inclusión social y la magnitud de dicha problemática, basada sobre todo en las personas sin techo. Su objetivo es claro, sensibilizar al lector sobre esta problemática. La gran reflexión que me dejo el libro, bajo mi punto de vista, es que hay algo más duro para estas personas que el no tener hogar, pasar hambre o frio, es la indiferencia.

The invisibles, que es como se titula el libro, es especial en muchos sentidos. El libro es una recopilación de contenidos editoriales de personas sin hogar de Polonia para la agencia Walk. Es un libro difícil de encontrar y de leer, no solo porque no está traducido al español, sino porque el libro está escrito con tinta que solo es visible con el frío, con ello los autores pretenden que sus lectores, no lo lean en sus casas, sino en la calle. Sus tapas son cartones unidos con cinta de embalaje.

Para mi es un libro muy especial al que le guardo mucho cariño, es difícil de leer en Valencia, por nuestra climatología, de hecho, lo leí en varios viajes de trabajo fuera de Valencia, exactamente en León. Dada la dificultad de encontrarlo, os lo recomendamos ya, para que puedas tenerlo en los meses de invierno.