Sistemas de Certificaciones Sostenibles | Parte III

Sostenibilidad

18 junio 2018

El auge de la sostenibilidad, también esta teniendo un impacto positivo en los sistemas de certificación y gestión empresariales. Las organizaciones no solo desean implementar sistemas de gestión estratégicos, sino que también persiguen certificar los mismos, para poder evidenciar a sus grupos de interés de la veracidad de su apuesta por el desarrollo de un modelo de negocio sostenible.

GRI Standars

Es un estándar basado en el reporte de información, que lleva implícito un sistema de gestión de la responsabilidad social. Es una institución independiente que nace en el año 1997 de un proyecto del PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y la organización SERES, con sede en Holanda. Su objetivo desde su fundación ha sido incrementar la calidad de las memorias de sostenibilidad, tratando de equiparar los mismos a los informes de auditorías de cuentas.

La norma se basa en dos principios:

  • Contenido: inclusión de los grupos de interés, contexto de sostenibilidad, Materialidad y Exhaustividad.
  • Calidad: Precisión, equilibrio, claridad, comparabilidad, fiabilidad y puntualidad.

En la siguiente figura podemos observar la estructura actual de la norma GRI Standards

Peculiaridades:

  • Última actualización es de noviembre de 2016.
  • Norma de descarga gratuita.
  • El estándar certifica, pero no verifica el contenido de la memoria.
  • El elemento clave de la norma es la materialidad.
  • Obligación de reportar sobre los aspectos materiales más importantes.
  • Obligación de documentar todo su proceso de elaboración.
  • Debe de indicarse la periodicidad con la que se elabora la norma y tener una persona de contacto de la misma.
  • Existencia de dos niveles en función del detalle de reporte: Esencial o exhaustiva.
  • Tiene requerimientos específicos para determinados sector de actividad.

SGE 21 de Forética

Es una norma nacional, pero con carácter internacional, que nace en el año 2000, de una de las asociaciones de responsabilidad social más importantes y activas de España Forética. Por lo que es la primera norma nacional auditable en materia de gestión ética y de la responsabilidad social.

La norma ha sido actualizado hasta en cuatro ocasiones, siendo su última actualización a finales del año 2017. La norma forma y homologa a los auditores internos y externos de la norma, la cual es integrable con otras normas ISO, EMAS, GRI entre otras.

Esta, se estructura por capítulos, del 1 al 5, establece los antecedentes y aspectos generales de la misma, y en su capítulo 6 establece los requisitos de la misma de la siguiente manera:

  • Gobierno de la organización
  • Personas que integran la organización.
  • Clientes
  • Proveedores y cadena de suministro.
  • Entorno social e impacto en la comunidad.
  • Entorno ambiental.
  • Administraciones públicas.

Uno de los elementos diferenciadores de la norma, es su proceso de certificación, en el cual existen dos opciones: Evaluación de conformidad (basada en la comprobación de documentación de evidencias expuestas) y el Proceso de certificación, el cual es realizado mediante una auditoria externa.

Peculiaridades:

  • La norma exige a nivel general un periodo de carencia, desde su implantación hasta la auditoria, de un año.
  • Los auditores deben haber realizado el curso impartido por Forética así como superar las pruebas de aptitud de la misma.
  • Las empresas que pueden realizar las auditorías, son certificadoras y están acotadas, se puede encontrar el listado en su página web.
  • El precio de la auditoria lo establece Forética, no la empresa auditora.
  • La empresa auditoria realiza la auditoria y emite un informe a Forética, que es quien finalmente concede o deniega la certificación, a través de su comité de certificación.

IQNet SR10

Es una norma basada internacional que hace en el año 2012, que tiene como finalidad establecer un sistema de gestión internacional certificado, tratando de suplir el vacío de la ISO 26000, dado que es una norma no certificable. Por ello, el estándar posee una base ISO, que la hace totalmente integrable con los sistemas de gestión ISO.

A diferencia de la ISO 26000, es una norma de descarga gratuita, que exige un periodo de carencia de tres meses, desde su implantación hasta su auditoria. Su estructura es la siguiente:

  • Introducción.
  • Objeto y campo de aplicación.
  • Normas para consulta.
  • Términos y Definiciones.
  • Contexto de la organización.
  • Planificación.
  • Operación y grupos de interés.
  • Evaluación del desempeño
  • Mejora
  • Anexos

Su proceso de certificación es análogo al de las normas ISO: solicitud por parte de la compañía, auditoria de documentación, envío de planificación de la auditoria in situ, auditoria in situ, informe previo de auditoria, periodo de subsanación, en su caso e informe final de auditoria.

IQNet RS10 es una norma muy completa y similar a la SGE 21, con pequeñas peculiaridades respecto al contenido técnico, por lo que reside sobre todo sus diferencias, en los periodos de carencia, así como el sistema de certificación, dado que la vigencia de las mismas es similar.

En el presente post no analizaremos la norma ISO 26000, dado que es una norma análoga a la IQNet RS10, con la principal diferencia es la posibilidad de certificación, que como ya hemos comentado no posee la norma ISO.

Elementos de decisión

A la hora de decir que estándar implementar, indicar que no existen grandes diferencias de coste entre las normas que hemos calificado como integrales (GRI Standars, SGE 21, IQNet RS10), por lo que no debe ser un elemento de decisión.

Técnicamente, respecto a las obligaciones o requerimientos que imponen unas y otras, tampoco existe una gran diferencia, pero si la suficiente para tenerla en consideración a la hora de decir, por ellos antes de implementar, un buen ejercicio sería realizar un check list de las obligaciones de la norma y determinar, cual será más compatible y requerirá de un menor esfuerzo en su implantación.

Por otro lado, también es muy importante a la hora de decir, analizar la capacidad de integración del estándar seleccionado (modelos alternativos o de responsabilidad social), con los actuales desarrollos y sistema de gestión ya implementados en la organización. En este sentido, quizá las normas integrales poseen cierta ventaja sobre los modelos alternativos, dado que estos últimos son totalmente compatibles, pero no tienen la capacidad de integración de las normas de responsabilidad social

Por ello, antes de implementar cualquiera de los estándares, la mejor recomendación que podemos ofrecer, es la de realizar un buen análisis de cumplimientos actuales respecto a las diferentes normas, así como capacidad de integración, con el fin, en la medida de los posible de aprovechar la implantación para unificar los diferentes sistemas de gestión de la organización y así poder incrementar la eficiencia de desarrollos y recursos que son destinados para su mantenimiento y actualización.

 

Si tiene cualquier tipo de duda acerca de nuestra labor en Responsabilidad Social Corporativa, no dude en escribirnos a info@eticapatrimonios.com

 

  • José Gámiz González | Director de Sostenibilidad y Responsabilidad Social de Ética