La bolsa, una alternativa real para las ‘startups’ | Valencia Plaza

Ética Mercados | Notas de Prensa | Opinión

7 enero 2022

Las necesidades de financiación de una empresa son un reto para su crecimiento y desarrollo, especialmente si se trata de ‘startups’ con poco recorrido y mucha innovación, que trasladan incertidumbre a las entidades financieras tradicionales. En este entorno, los mercados financieros siempre se han visto como una opción de financiación lejana y desconocida para las empresas innovadoras. Sin embargo, esto está cambiando, pues la bolsa se está haciendo cada vez más accesible con el desarrollo de mercados adaptados para ‘startups’ y ‘scaleups’. 

De este modo, al ya conocido BME Growth (antiguo MAB) en España, se le unen otros mercados europeos como Euronext Growth (París, Bruselas, Ámsterdam, Oslo y Lisboa) o Scale (Fráncfort). Para completar y facilitar el itinerario de estas compañías hacia los mercados, las propias bolsas europeas han desarrollado programas de preparación como Euronext Techshare o Entorno Pre Mercado, proyecto conjunto lanzado por Bolsas y Mercados Españoles (BME) y Big Ban Angels, asociación española de business angels, que acaba de celebrar su congreso anual en València con gran éxito. 

En estos programas, las empresas se adaptan a los requisitos de las bolsas y adquieren los conocimientos necesarios para mantenerse en el mercado con éxito. Por otro lado, durante su permanencia en el programa, la empresa puede valorar la idoneidad de cotizar en la Bolsa desde un punto de vista práctico. Además, todo esto se produce en un momento idóneo de mercado, pues existe una gran demanda de empresas cotizadas de base tecnológica por parte de los inversores, pues cotizar supone rigor, transparencia y liquidez.

Otro factor determinante para el reciente aluvión de salidas a bolsa en estos mercados, es que las nuevas generaciones de emprendedores y empresarios en España ya no ven la bolsa como algo lejano y extraño, sino como una opción real de financiación del crecimiento. De este modo, además de la inversión que necesitan, obtienen la notoriedad y la oportunidad de formar parte de un club selecto de empresas globales a través de mercados internacionales conectados entre sí. Esta diferente visión se debe a un cambio generacional, provocado por el hecho de que muchos de estos emprendedores han estudiado o trabajado en el extranjero, lo que les ha ampliado la visión empresarial.


Como demostración de este cambio de paradigma, a día de hoy ya cotizan 127 empresas en BME Growth, y en 2021 ha habido un boom de nuevas empresas de diferentes sectores y regiones que se han incorporado al mismo. Es el caso de EiDF (dedicada a las instalaciones de energía solar fotovoltaica, de Pontevedra), Miogroup (consultora estratégica y de marketing de Madrid), Parlem Telecom (empresa de telecomunicaciones de Barcelona), Llorente y Cuenca (consultoría económica y estratégica de Madrid), Aeternal Mentis (empresa de servicios tecnológicos de Vitoria), Arteche (transporte y distribución energética, empresa de Bizkaia), Inbest VII (socimi)… y así hasta 15 empresas que han dado el paso de ‘tocar la campana’ en lo que llevamos de año.

¿Y en la Comunitat Valenciana? Aunque seguimos lejos de los números de otras regiones como Madrid y Cataluña -incluso de Galicia-, dos empresas han decidido salir a cotizar en el mercado español en 2021, siguiendo los pasos del exitoso caso de la castellonense Cuatroochenta (soluciones digitales para empresas) en 2020: la valenciana Endurance Motive (baterías de litio) y el club de fútbol alicantino Intercity. 

Seguir leyendo en Valencia Plaza aquí

Carlos Sáez Patiño – Consultor de Ética Mercados